Como elegir bien el servicio domestico

Como elegir bien el servicio domestico

Preguntas y respuestas para elegir bien a tu empleada de hogar
Si estamos a punto de contratar a una persona para realizar las tareas del hogar y el servicio doméstico en nuestro domicilio (u otro lugar), conviene tener en cuenta algunos de estos consejos a la hora de hacer la selección para no equivocarnos.

Lo lógico y normal es hacer la entrevista en el centro de trabajo, es decir, nuestro domicilio, tienda, oficina, etc, para ello deberemos darles bien las indicaciones y forma de llegar al mismo más adecuada en transporte público, así nos aseguraremos uno de los primeros aspectos al valorar el servicio doméstico

7 aspectos a tener en cuenta para no equivocarnos al contratar a una empleada de hogar y otro personal doméstico


  1. Puntualidad, una falta de puntualidad el día de la entrevista puede ser sinónimo de impuntualidad futura (por eso insistimos en haber dado correctamente las indicaciones para llegar a la casa dónde realizará las labores domésticas).
  2. Aspecto e higiene personal, si queremos una persona responsable que mantenga nuestro hogar con un buen aspecto y condiciones higiénicas la persona que venga a realizarlo deberá cuidar el suyo, a menudo, una persona descuidada de su aseo no pone todo el empeño en la limpieza de otros aspectos, incluídas las tareas propias de una empleada de hogar.
  3. Educacion y respeto, obviamente no vamos a solicitar un master o los estudios que han alcanzado, pero un mínimo de educación es imprescindible, ya que en el futuro, seguramente tengan que recibir a personas que vienen de visita a nuestra casa. Lo normal sería que nos tratara de usted, aunque luego podemos pedir que nos trate de tu si lo preferimos (y nosotros, también por educación, lo mismo)
  4. Referencias y experiencia, no debemos dudar en pedirlas (aunque luego no las comprobemos), pero una persona con experiencia evita muchos malentendidos al principio, además, nos sirve para preguntar algo imprescindible para ver la reacción de la empleada ¿por qué ya no trabaja allí?
  5. Darle las actividades a realizar, y preguntarle que le parecen, que tal se maneja con la plancha, con el cuidado de los niños, etc... explicar claramente como nos gusta todo, en cuanto a limpieza, forma de planchar, etc, etc
  6. Si va a encargarse también del cuidado de niños, presentarlos, y observar cómo reaccionan unos y otros, a menudo, la reacción inocente de los pequeños nos puede ser de mucha utilidad, así cómo el ver que tal "se los gana".
  7. Preguntar ¿que espera de este trabajo? así podremos poner las expectativas de una y otra parte en común y evitar los típicos malentendidos posteriores.
  8. Hablar sin miedo ni tapujos de las condiciones, salariales, seguridad social, vacaciones, etc, a menudo este tema se deja al margen por una y otra parte y es fundamental, más ahora con la nueva ley de servicio doméstico, que nos obliga, entre otras cosas, a tener un contrato escrito (mejor) o acuerdo verbal (peor).


Teniendo estas cosillas en cuenta nos será más fácil elegir a la persona más adecuada para el servicio doméstico, que atienda las tareas de nuestro hogar de la forma más eficiente posible y conforme nos gusta a nosotr@s.

Te podría interesar 

- Modelo de contrato tipo para empleada de hogar
- Cuanto pagar por horas
- Cuánto pagar a una chica interna